Siervas de María Ministras de los Enfermos

Proyecto de Expansión de la Congregación

En Indonesia - Larantuka, Isla de Flores 

Obispo Larantuka

Nuestras expedicionarias acompañadas de Mons.  Franciskun Kopan Kung, Obispo de Larantuka

Esta fundación tiene su historia:

Nace del celo misionero de nuestras Hermanas de Filipinas, que invitaban e insinuaban insistentemente a Madre Alfonsa Bellido, Superiora General, a abrirnos paso hacia otra nación de Asia, para extender la acción evangelizadora de la Congregación. Instada frecuentemente por esta decidida convicción de las Hermanas, en su mayoría de nacionalidad filipina, acogiendo su dinamismo en docilidad a los signos del Espíritu, da los pasos preliminares, escogiendo a Sor Josefa Oyarzábal y Madre Angeles Guerra como primeras expedicionarias,  a explorar posibilidades en tierras desconocidas.

Ellas llegaron, fueron acogidas por sacerdotes y religiosas que las hospedaron y acompañaron con exquisita cercanía y caridad. Una vez allí, se dieron al encargo recibido de conocer personas, lugares y necesidades. Dispuestas a descubrir qué quería el Señor y a dónde habrían de ser enviadas las Hermanas que voluntariamente se habrían de ofrecerse para esta nueva empresa evangelizadora. En ese plan comenzaron visitando Kupang, de donde pasaron a Isla de Flores, concretamente en Maumere. Allí P. Thoby Kraeng, sacerdote de la congregación del Verbo Divino les proporciono acomodación en el Seminario Mayor de la Diócesis de Maumere. De ahí pasaron a Larantuka, que está a dos horas en coche de Maumere. De Larantuka se dirigieron a Surabaya, donde el P. Ramón Nandres, sacerdote del Opus Dei, se interesó en que visitaran al Sr. Obispo. Cuatro fueron las Diócesis por donde las llevó su expedición explorando el nuevo destino misionero hacia donde nos dirige el Espíritu. En cada Diócesis se presentaron al Sr. Obispo correspondiente, hablándoles de los interese de evangelización que atraen nuestras miras.

Dadas a esta tarea, oraron, exploraron, evaluaron, y una vez alcanzados los objetivos informaron amplia y detalladamente a su Superiora General, sobre las personas y los lugares visitados, con énfasis en las necesidades más urgentes identificadas en el campo sanitario, específicamente de atención a los enfermos. Gracias a la generosidad de tantas personas, que colaboraron en todo momento, el resultado satisfactorio lo resumían nuestras expedicionarias con estas palabras al concluir su gestión: El camino ya está preparado, Madre, ahora toca conocer, orar y discernir.

En esa determinación, siguieron dándose los primeros pasos, en la ilusión de extender cuanto antes nuestra misión de caridad, misericordia y servicio a nuevas tierras, si esto fuera voluntad de Dios. Toda la Congregación oraba en apoyo a los pasos preliminares, acompañando con plegarias y entusiasmo el avance del soñado proyecto.

Era el momento esperado para designar las Hermanas fundadoras de la Comunidad de Larantuka. Y tras orar y dar gracias al Señor recayó la elección sobre las tres  pioneras:

Madre Mercedes Nogueira Opazo, española, (de la comunidad de Lagonoy).

Sor Rosa María López González, mexicana, (de la Provincia de Madrid)

Sor Dessery V. Binondo, filipina, (de la comunidad de Bacolod),

quienes Han aceptado generosamente ser enviadas.

Posteriormente, el 22 de octubre regresaron nuevamente a Indonesia dos de las fundadoras, Sor Mercedes y Sor Dessery. El 30 de octubre llegó también Sor Rosa. Se inician con el estudio de indonesio en la Universidad de los Jesuitas en Yogyakarta, como lo más prioritario antes de la fundación, que será Dios mediante, en los primeros meses de 2018.

Fiándonos de la Divina Providencia seguimos adelante con este proyecto, el que deseemos sea para mucha gloria de Dios.

Inserte username y contraseña